martes, 4 de noviembre de 2008

Exhibición de cadaveres plastificados en Barclona



En la exposición se pueden contemplar diecisiete cuerpos humanos y más de doscientos órganos, distribuidos en nueve galerías temáticas, que permiten ilustrar el funcionamiento de los diversos sistemas del cuerpo humano.
El asesor médico de la exposición, Roy Glover, anatomista de la Universidad de Michigan, ha señaló en la presentación que "la visita permitirá al público conocerse mejor a sí mismo, aprender a conocer nuestro cuerpo como nunca".
Todos los cuerpos, que pertenecen a personas chinas, ha explicado Glover, fueron donados a la facultad de Medicina de Dalian en China, "donde trabajan los mejores anatomistas que pueden realizar el proceso de conservación y transformación".
El equipo científico chino, en colaboración con la empresa Premier Exhibitions, responsable de las exposiciones, prepara cada uno de los cuerpos con productos químicos que detienen temporalmente su degradación y a continuación son diseccionados para poner al descubierto estructuras importantes.
Toda el agua se elimina del cadáver y es reemplazada por acetona y entonces, ha precisado Glover, se inyecta una mezcla de silicona líquida de caucho.
El resultado final es un espécimen "seco, inodoro y conservado de forma permanente que no contiene productos químicos tóxicos y que retiene el aspecto original, pero como si fuera de goma".
El tiempo de preparación de cada cuerpo varía "entre una semana que tarda un órgano pequeño hasta un año para un cuerpo entero". La estrella de la exposición ha sido bautizada por Glover como "La mujer de Vitrubio", en alusión a la figura de Leonardo da Vinci.Los diferentes cuerpos de la exposición introducen al visitante sucesivamente en los "secretos" de los sistemas esquelético, muscular, nervioso, respiratorio, digestivo, urinario, reproductivo, endocrino y circulatorio.
La exposición aborda asimismo algunas de las enfermedades y disfunciones humanas más comunes como el cáncer, la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, la tuberculosis pulmonar o la apoplejía.
La función pedagógica de la exposición tiene también una extensión: "animar al público a practicar hábitos más saludables que redunden en una mejor calidad de vida".
En relación a la polémica que ha rodeado este tipo de exposiciones, Glover ha apuntado que "más que polémica, se debe hablar de tensión creativa en todo lo que hacemos, porque hasta hace poco casi nadie había mostrado los cuerpos de esta manera, pero en todos los casos se hace de la manera más pedagógica y digna posible".
Glover ha remarcado que "en ningún caso los cuerpos proceden de prisioneros, sino que todos son personas que murieron por causas naturales y que donaron sus cuerpos a la Medicina".
Según el anatomista norteamericano, "somos los administradores de los cuerpos mientras se exhiben, pero su propietario es la facultad de medicina de Dalian, que se encarga finalmente de su incineración".

3 comentarios:

silicongirl dijo...

Aunque me da un poco de repelús el pensar que son cuerpos humanos reales, pienso que es muy interesante una exposición de este tipo para conocernos más por dentro.
Pienso que la gente no se tiene por qué escandalizar. Hay que verlas como cuando vemos una momia en un museo. Las momias no dejan de ser muertos que han sido "preparados" para conservarse con el paso del tiempo y nadie nos escandalizamos al verlas en los museos. A mi parecer esto es lo mismo.

Besitos guapas

rosita dijo...

Que grima da diosssss

por cierto, tengo un aviso importante para todas las chicas en el colacao, pasate

Besitos

eureka dijo...

mmmm que asquito no???jajajaj me da un poco de yuyu jajaja